Hace unos meses, se puso en contacto conmigo Arantxa, una chica que quería montar en Octubre una Feria de Stands hechos a mano en Málaga.  Supo de mi a través de mi web de A Saco Estudio Creativo, mi estudio de diseño, le había fascinado el Zentangle®.

Y allí es donde he estado este fin de semana del 16 al 18 de Octubre.

Era la primera edición de la Feria Hecho a Mano Málaga, así que la verdad, y siendo honestos, es que no esperaba demasiado de la feria. Ya me sentía muy agradecida por invitarme y poder enseñar Zentangle a otras personas, pero si no se apuntaba la gente, no pasaba nada… disfrutaría con mi pareja de Málaga.

Dos días antes tan solo tenía apuntada una persona, fue por eso por lo que no tenía ninguna esperanza, pero de repente, del jueves al sábado por la mañana, se apuntaron de repente, 13 personas. Qué decir mi agradecimiento y asombro ante tal lleno y completo!

El taller fue todo un exitazo, y por tal, tuve que anular el de la tarde. Te explico porqué… Al no tener mucha esperanza de que se apuntase demasiada gente, llevé material para 15 personas, donde 14 de ellas se llenaron en el taller de por la mañana.

Sé que había gente interesada en el taller de por la tarde, pero no tenía tiempo para ir a comprar materiales buenos de Zentangle. En mis talleres doy material de calidad, no quiero dar ni lápices de un chino, ni bolsas malas, ni rotuladores que no sean calibrados.

Si fuiste una de las personas que se quedó sin taller, discúlpame. El empezar poco a poco y ver que funciona, a veces a uno le abruma y no sabe reaccionar a tiempo.

El lugar era tremendamente precioso. El Museo Automovilístico de Málaga fue todo un descubrimiento.

Tan sólo fue una muestra de hora y cuarto, un taller normal, fuera de Madrid, suelen ser 4 horas, pero merecía la pena.

Me encantó ese grupo, mujeres, hermanas, una pareja, un chico con su propio centro de artes marciales y hasta una chica de 12 años que me encantó que fuera porque ya conocía zentangle. Espero le gustase el taller tanto como a mi me gusta darlo. Espero que le gustase a todos los que asistieron.

El taller fue en un lugar abierto dentro del museo, sin paredes, por lo que cualquier persona del museo, podía ver lo que hacíamos. Así fue, no dejaron de acercarse personas e interesarse por esta técnica.

Gracias a Arantxa y Leticia por la organización, me pareceis muy valientes!! Os admiro.

Si sabes algo, muéstraselo al mundo. Compartir es vivir.